Novedades
Cargando titulares...

Canal 10, el primer intento de TV privada en España


Canal 10 (nombre empresarial: Film Success S.A.) fue el primer canal de televisión privado en España. Su programación eran películas, series, telefilms, entretenimiento y música. Fue la primera emisora española que no emitía anuncios y no interrumpía las películas. Primero emitió dos meses de forma gratuita por satélite y luego pasó a ser un canal de pago. Sus emisiones empezaron en enero de 1988 y finalizaron en septiembre del mismo año. El canal llegó a los 654 abonados.


HISTORIA
Sorprendentemente, la primera televisión privada de España no ha sido Antena 3, ni Tele 5, ni por supuesto Canal +. Puede que muchos lo desconozcan, pero la primera televisión privada en la historia de España fue Canal 10. Un canal de televisión muy particular. Nació en 1987 por iniciativa de varios inversores de telecomunicaciones, que tenían un gran interés en hacer despegar un proyecto tan ambicioso en el contexto europeo de televisiones estatales que aglomeraban en la práctica casi todo el poder mediático. Estos inversores se aprovecharon del vacío legal existente sobre la televisión privada hasta 1988 para lanzar el proyecto. Para ello contaron con la inestimable ayuda del buefete de abogados José María Calviño, ex director general del ente público RTVE, que también participaba del accionariado de la cadena por medio de la sociedad Lake Wood Enterprises (Panamá).  La alegalidad fue un problema, y finalmente Canal 10 tuvo que emitir desde Londres gracias al satélite Intelsat 5, que ofrecía una cobertura vía satélite que llegaba a España. La repetición de la señal se pactó, por otro lado, por medio de convenios con las redes locales de televisión de pago, los llamados videos comunitarios. Las instalaciones podían ser individuales y colectivas. Las individuales requerían de un receptor satelital y una parabólica. En cuanto a las colectivas facilitaban la recepción por parte de todo un vecindario por medio de dos canales, uno en castellano y otro en versión original. Las parabólicas eran de tipo "prime focus" de 120 a 200 cm dependiendo de la situación geográfica en la península.
Canal 10 comenzaba su período de emisión en pruebas el 25 de enero de 1988, y duró sólo un día. El 26 de enero iniciaba sus emisiones regulares con la transmisión de la película Kramer contra Kramer, pero sin anuncios, por primera vez en la historia de España. Lo cierto es que para sintonizar Canal 10 no se requería mucho. Al principio era de pago, y se necesitaba un receptor analógico satelital y una parabólica orientada a 1º oeste. 
Se emitía desde Londres a través del satélite Intelsat 5 que en aquel entonces era una de las pocas compañías con emisiones por satélite con cobertura en España. Esta circunstancia se aprovechaba de uno de los flecos legales que permitirían a Canal 10 emitir de forma casi legal. También Canal 10 pacta con diversos vídeos comunitarios (pequeñas redes locales de televisión de pago) la remisión del canal.

Canal 10 comenzó sus emisiones el 25 de enero de 1988 de forma experimental, continuando de forma regular el día siguiente con la emisión de la película Kramer contra Kramer sin anuncios por primera vez en España. La emisión era gratuita y no se requería más que un receptor analógico de satélite y una parabólica orientada a 1º Oeste.
El inicio de emisiones trajo polémica en España. Alianza Popular (hoy Partido Popular), acusó al gobierno socialista de González de tráfico de influencias, pues Alfonso Guerra y un grupo de ex empleados de RTVE podrían estar aprovechando un gobierno favorable para comenzar una actividad económica cuanto menos alegal. El 29 de enero de 1988 el grupo popular presentó en el Congreso toda una lista de ilegalidades que en teoría cumplía Canal 10. El canal tampoco se salvó de críticas en el extranjero. El Consell General (congreso de los diputados Andorrano) en un pleno acusó a la Caja Andorrana de Seguridad Social (CASS) de estar realizando inversiones infructuosas en el extranjero con dinero obtenido de la seguridad social servida por el Canal 10. Más adelante la CASS al salir del accionariado entrará en una crisis financiera que le ha llevado problemas hasta la actualidad.
El 29 de octubre del 1988, la CASS pide en los juzgados españoles un embargo económico a Talarewitz por el valor de 1. 200 millones de pesetas. Y tampoco se salvó de las críticas de la prensa, ya que José Miguel Contreras, desde El País, criticaba con dureza el canal privado.

A partir del 6 de marzo de 1988 la cadena dejó de ser gratuita, y vio la necesidad de publicitarse para prosperar. Es así como empezaron a firmarse contratos con equipos deportivos (especialmente el ciclismo) en los que aparecía el logo del canal, e incluso el fichaje de la actriz hollywoodiense Bo Derek, que era la encargada de protagonizar los anuncios y cortinillas de la cadena. Poco a poco el radio y todas las prestaciones se redujeron. Era necesario pertenecer a una gran ciudad para recibir su onda (Barcelona, Valencia, Madrid, ciudades en las que los técnicos del canal realizaban gratuitamente la instalación de la parabólica y los receptores) y pagar una cuota de alta de 15.000 pesetas, más una cuota mensual de 3.500 pesetas. 


Las pocas altas hicieron que en mayo de 1988 los accionistas empezaran a preocuparse por la marcha del canal. Los más optimistas prevén que en un año o dos el canal alcance un nivel estable de perdidas, pero eso no calma a accionistas como la CLT que ya planea una marcha del accionariado en vistas de un posible concurso por parte del Gobierno español de licencias legales para emisoras privadas. En un intento de retener gastos, Canal 10 traspasa la producción del canal del equipo de Molinare a uno propio.
La cosa no cuajó muy bien y para mayo de 1988 la escasez de socios hizo preocuparse a los accionistas de Canal 10. Los accionistas que mantenían esperanzas veían en el plazo de uno o dos años la estabilización de las pérdidas, pero algunos accionistas, como la Compañía Luxemburguesa de Televisión (CLT) decidieron abandonar el accionariado porque veían inminente la aparición de una ley de televisiones privadas que regulara el fenómeno y con el que poder operar de manera legal. La situación se hizo tan acuciante que Canal 10 decidió pasar la producción del equipo de Molinare (una productora) a uno propio. Pero el 1 de septiembre de 1988 Molinare no dejó entrar a los trabajadores de Canal 10 y la cadena dejó de emitir para sorpresa de sus abonados. Al día siguiente Canal 10 se disculpó y justificó el fin del canal por falta de ingresos y por el escaso número de abonados, que en aquél entonces se situaba en 654. La mala gestión creó resquemor y los accionistas llevaron a los tribunales al empresario italiano Enrique Talarewitz, gestor de la cadena, acusándole de una gestión desastrosa. Pero Talarewitz se salvó de la quema porque tenía infiltrados en los juzgados y entre los funcionarios. 

La avalancha de quejas no tardó en producirse. El 18 de septiembre de 1988 Europa Press anuncia la quiebra del canal. El portavoz de la cadena lo desmiente, pero empiezan a surgir reclamaciones de los acreedores: Editmedia SA y Broadcasting Trade Limited (sociedades que proporcionaban contenidos al canal) denuncian a la emisora el 19 de septiembre por una deuda impagada de 189 millones de pesetas. Todo acabó el 12 de octubre de 1988, cuando después de ser levantada la deuda de los 22 acreedores se declara la suspensión de pagos. Esto abría la puerta a una resurrección del canal, pero ni Talarewitz ni Canal Plus France tenian ganas de reflotarlo. 

El fracaso de Canal 10 se explica por una serie de razones. La más importante, es que los instaladores desconocían la tecnología satélite, por lo que en los días de mal tiempo, la precariedad de la instalación provocaba que el canal no se sintonizara bien. Y precisamente los problemas de mal tiempo no perjudicaron sólo al Canal 10, sino a su satélite Intelsat 5. Tampoco supo con hacerse con los derechos de retransmisión de los eventos. 

Pero también hizo historia. Fue el primer canal privado de nuestro país vía satélite, el primero en emitir audio en idioma original, fue la primera emisora de televisión que se anunció en otra (en concreto en TVE 1, en TV 3 y en Telemadrid), fue la primera vez que José Luis Moreno participó en una cadena privada... otro dato: la imprenta Mateu Cromo, que pertenece al grupo PRISA era la encargada de publicar la revista del canal. 

PROGRAMACIÓN
  • Cine: cine generalmente de estreno en la televisión y sin interrupciones. Se emitían varias películas al día.
  • 10 x 10: espacio musical presentado por Mon Santiso (actualmente en TVG).
  • Entre amigos 10: espacio de musica y humor producido y presentado por José Luis Moreno.
  • Deportes: Programas como Res Deportivo Gillette, Transworld, Top Sport Show, Wrestling, etc
  • Series: Clásicas (Bonanza, Mi bella genio, Un hombre en casa, etc) y algunas de estreno (T. J. Hooker, Stingray, etc).
  • Música: Videoclips musicales, Conciertos y programas como Tube, The Roxy, Totally Live, Supersonic, etc
  • Documentales
  • Dibujos animados


Fuente: La Vanguardia, ABC y Wikipedia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada